jueves, 14 de diciembre de 2017

Los Rayados defendieron con autoridad el liderato que les pertenecía desde la Jornada 4,

Los Rayados defendieron con autoridad el liderato que les pertenecía desde la Jornada 4, al imponerse 2-0 a los Tigres, que fueron dominados por La Pandilla, en el Estadio BBVA Bancomer.

A costa de superar a su acérrimo rival, Rayados llegó a 37 puntos para terminar el torneo regular en el primer puesto, mientras que Tigres, que ya no bajaba del segundo lugar, se quedó con 32 unidades.

Monterrey dominó desde el primer tiempo, en el cual sin embargo no pudo reflejarlo en el marcador.

Tuvo opciones de gol a través de Avilés Hurtado, Rogelio Funes Mori, quien jugó muy bien de poste, y hasta de Nicolás Sánchez con un riflazo lejano.

Sin embargo el primer tanto llegó hasta el segundo tiempo y muy rápido, a través de un autogol de Juninho, luego de que Neri Cardozo tomara un balón, se adentrara al área y sacara una diagonal, que el brasileño desvió para vencer a Nahuel Guzmán, al minuto 46.

El 2-0 vino al 50', cuando Cardozo centró desde el córner, Nico Sánchez prolongó con un giro de cabeza, para que Avilés marcara su gol 11 con la testa superando en el salto a Jürgen Damm.

Avilés aspira a quedar campeón de goleo al lado del argentino del León, Mauro Boselli.

Los Rayados siguieron dominando y pudieron incrementar el marcador, pero les faltó contundencia en los múltiples avances que le generaron a los felinos.

Tigres se vio errático hasta en las salidas y nunca se sintió cómodo para tener la posesión de balón.

De hecho, sólo un cabezazo de André-Pierre Gignac en el primer tiempo, otro tiro del francés que mandó a tiro de esquina Hugo González y un disparo de Enner Valencia que rechazó el portero Rayado, fue todo lo que generó el cuadro de Ricardo Ferretti, que se vio superado por su colega Antonio Mohamed.

Israel Jiménez, de Tigres, salió desde el minuto 6 por lesión, mientras José Basanta, de Rayados, al 75' por problemas musculares.

Mohamed se dio tiempo hasta de darle minutos a Eduardo Zavala, quien no jugaba un partido de Liga desde el Clausura 2016 cuando vio acción en la Liguilla.

Monterrey empató su récord de puntos logrado en el Clausura 2016, cuando fueron subcampeones.

Rayados no jugó con Dorlan Pabon de inicio, y Tigres guardó a Jesús Dueñas para evitar suspensión por acumulación de tarjetas.

Ahora Monterrey y Tigres esperan a sus rivales para la Liguilla, y quizá se puedan ver de nuevo las caras en este mismo torneo, pero tendría que ser en la inédita Final Regia.