martes, 12 de diciembre de 2017

Saldrá "Pocho" a arrasar con el Gremio


Saldrá "Pocho" a arrasar con el Gremio
El Pachuca se quedó con las ganas de jugar la Final del Mundial de Clubes tras perder 1-0 en tiempo extra contra el Gremio de Porto Alegre.

Los Tuzos habían dado un muy buen partido contra el campeón de la Conmebol, pero todo se vino abajo al 95' con el golazo de Everton, quien entró al área por izquierda y le pegó con efecto y potencia al balón, el que incrustó cerca del poste izquierdo del marco de Óscar Pérez.


La jugada estuvo precedida de una distracción de Joaquín "Shaggy" Martínez, quien había tenido un gran desempeño hasta ese saque de banda en el que abanicó la pelota que habría de quedarle a Everton.

El técnico Diego Alonso también fue responsable al cambiar en el tiempo extra a línea de cinco, sacrificando a su delantero Franco Jara por el central Robert Herrera, cuando con el diseño anterior los Tuzos incluso pudieron liquidar al cuadro brasileño.

Keisuke Honda marcó el ritmo del Pachuca. Mostró el criterio, la experiencia internacional en estas justas, pero se topó con una zaga rapidísima, que reaccionó con velocidad cuando fue rebasada, como en dos ocasiones en las que el japonés estuvo en el mano a mano, particularmente una casi al final del primer tiempo en el que Bruno Cortez barrió oportuno cuando el portero del Gremio prácticamente estaba vencido.

El Pachuca fue ligeramente superior al Gremio en el complemento. El goleador Víctor "El Pocho" Guzmán probó al portero con un tiro de media distancia y después con un cabezazo en el que la pelota apenas pasó desviada del poste derecho.

Por supuesto que el Gremio también le dio sustos a los Tuzos, primero con un tiro de Luan muy cerca del poste derecho, pero el "Conejo" Óscar Pérez hizo un extraordinario desvío, como si tuviera la mitad de sus 44 años, y luego con el tiro libre de Edilson que rozó la red, pero por la parte exterior.

Un partido también de muchos roces, de jugadas al filo, incluso una acción en la que el ex rojinegro Walter Kannemann merecía la roja por una plancha sobre Jonathan Urretaviscaya, de lo más desequilibrante del partido.

Después llegó el tiempo extra. Pachuca perdió la posesión de balón. Diego Alonso descontroló a su equipo al cambiar a línea de cinco y ya con el gol en contra reculó y jugó de nuevo con cuatro en el fondo.

El cuadro mexicano ya no generó peligro. El gol fue una losa, como si lo estuvieran goleando, resintiendo el cansancio, llegando tarde a la pelota como la jugada que le costó la roja al "Pocho" Guzmán al 109', por doble amarilla.

El próximo sábado, los Tuzos pelearán el tercer puesto del torneo contra el perdedor del Al-Jazira y el Real Madrid, mientras que el Gremio ya se frota las manos esperando que el cuadro blanco cumpla el pronóstico y busque refrendar su título.